banner gamificación david

El juego como herramienta inteligente para desarrollar el talento y la creatividad.

En algunas empresas, en ocasiones es posible apreciar el estancamiento de alguno de los equipos de trabajo. Es una situación totalmente opuesta a toda expectativa de crecimiento, tanto a nivel personal como laboral. Además es algo que se extiende hacia todas las capas del proceso productivo, dado que un estancamiento en cualquier eslabón, paraliza la cadena completa. Entre las soluciones que proponemos desde Talentus, basadas en dinámicas de team building, planteamos ejercicios y actividades mediante gamificación y el juego. Los resultados que llevamos viendo desde hace años son claros, reales y tangibles: mejoras de creatividad, proactividad, desarrollo personal y laboral… David Serrano, coach empresarial y CEO de Talentus, nos explica a qué se debe el éxito de los programas de Talentus.

¿Por qué juegos y no cursos o prácticas especializadas?

Bueno, fundamentalmente porque somos unos convencidos de que el juego es una de las formas más inteligentes y eficaces de sacar lo mejor de todos nosotros. Sacar lo mejor de nosotros en cuanto a participación, en cuanto a aportar ideas, colaboración, imaginación, competición… Por otro lado la gente está un poco cansada de los cursos y las charlas gurú, por lo que buscamos utilizar la gamificación como un excelente vehículo y acelerador de las habilidades y potencialidades que tiene la gente; y que de la forma más amena y siempre mezclada con buen humor, pueda llevar a cabo un proceso de aprendizaje mucho más eficaz, divertido, y con ello, mucho más productivo.

¿De dónde salen esos juegos? ¿Quién los crea?

Realmente es una co-creación. Porque por un lado, muchos de esos juegos surgen de iniciativas que parten de las necesidades del cliente y a la hora de sentarnos junto a él y hacer un planteamiento que ofrezca soluciones a sus necesidades, surge una idea común y a partir de ahí desarrollamos el juego.

Otras veces esos juegos parten de versionar juegos actuales. En algunos casos son videojuegos, y desde lo virtual o las nuevas tecnologías, lo que hacemos es versionar y llevarlos a la actividad presencial. En otros casos son juegos de toda la vida: juegos de mesa (como puede ser el Cluedo), el enredo, juegos de misterio, gymkhanas… Nosotros los adaptamos y tematizamos en función de los objetivos del cliente para que el proceso de aprendizaje sea divertido a la vez que eficaz.

Hay ocasiones en las que también los juegos salen incluso de versionar, por ejemplo, series o películas actuales. Nos basamos en las tendencias: gustos y preferencias actuales del público. A través de esas ideas desarrollamos, por ejemplo, un juego de rol en el cual se ponen en práctica ciertas habilidades, conocimientos y técnicas que son válidas para que los participantes las puedan extrapolar a su mundo personal, profesional o empresarial.

¿Y no son los juegos cosa de niños?

Siempre. De hecho lo que buscamos es despertar al niño o la niña que todos tenemos dentro. A veces nos empeñamos, por la forma en la que nos han educado, por la sociedad o por el entorno, en intentar enterrar ese niño y esa forma de pensar: la curiosidad, el interés por cualquier cosa, las ganas de participar y divertirse, de reírse, de estar en constante actividad… Estos juegos lo que pretenden precisamente es despertar todo eso: ese niño que tenemos todos dentro y es el que realmente encierra ese tesoro que es la creatividad y el entender las cosas de una forma mucho más pragmática y mucho más sencilla. Es conjunto de actitudes muy inspiradoras que nos hace llegar a ideas y soluciones que como adultos, por desgracia, muchas veces no llegamos.

Tanto es así que en muchas de las experiencias que llevamos a cabo, cuando te fijas en los participantes, ves cómo se les va poniendo cara de niño: se divierten y se ríen como niños, se desinhiben… y eso les abre las puertas a sacar toda esa magia que tienen en su interior y que nunca han perdido, pero que de alguna manera estaba dormida.

Además, el hacer este viaje en el tiempo a través de la gamificación, despierta una serie de sustancias en nuestros interior y unos instintos que hacen que saquemos lo mejor de todos nosotros, que es el objetivo de muchas de las dinámicas que llevamos a cabo en Talentus.

gamificacion team building juegos creatividad talento 3
gamificacion team building juegos creatividad talento 2

¿El talento y la creatividad no son innatos?

Pensamos que sí. Nosotros somos unos convencidos de la autoconfianza creativa (creative confidence); de que, dentro de cualquier cultura, religión, nivel económico, social, educación que hayan recibido, todo el mundo es creativo. Todo el mundo tiene un talento innato para muchas cosas; unos para unas cosas y otros para otras. Todos tenemos creatividad, que se manifiesta de una forma o de otra. El problema estriba fundamentalmente en que, sea por miedo al error, por pudor, por vergüenza, por miedo al qué dirán, o a veces simplemente por confort o por la autocomplacencia de hacer las cosas siempre de la misma forma; ese talento y esa creatividad no los ejercitamos.

En Talentus lo que pretendemos es llevar el talento y la creatividad de la gente al gimnasio. Es un músculo que todos tenemos, pero que a veces tenemos dormido. Con un poco de motivación, un poco de activación y un poco de entrenamiento, la gente se sorprende de lo que realmente es capaz de hacer a través de estas dinámicas. Conseguimos despertar ese poder creativo que tienen en su interior y que a veces no son capaces de sacar. Y no hablamos de fórmulas mágicas, lo que hacemos es despertar ese poder y, en la medida de lo posible, multiplicarlo.

Algunas de nuestras actividades:

Sin comentarios

Publicar un comentario